Las cadenas de oración


Vemos con mucha frecuencia en las redes sociales, personas o instituciones que postean fotos o pensamiento religiosos o acerca de Dios, y no se ha teminado de postear cuando ya algunas persona pusieron AMÉN, desconocemos dos cosas el pensamiento religioso, así sea de un santo no es oración y el AMÉN en si mismo si lo es.  Es el FIAT de María, el HÁGASE o CÚMPLASE.
Recibimos a través de las redes sociales, correos lectrónico de corrientes de oración que, supuestamente, siempre que sean seguidas fielmente, tendrán un efecto infalible.   Nos toca aclarar que no hay oraciones todopoderosas, como a veces se dice en el lenguaje popular.    Desde toda la eternidad, Dios ha decretado lo que Él quiere dar, y su voluntad es inmutable. Rezamos entonces no para doblegar a Dios, sino para colaborar con él en el plan maravilloso que tiene para nuestras vidas.

Vamos a revisa ahora este tipo de oración que no tienen sentido:

Oración de las 13 almas: inicia diciendo “Oh, mis 13 almas Benditas, sabias y entendidas, a vosotras vengo a rogaros por el amor de Dios que atendáis mi petición…”.  Y finaliza: Rezar 13 Padre Nuestro y 13 Ave María durante 13 días consecutivos”.  Pregunta: ¿quiénes son esas trece almas? Ya el número 13 es sospechoso por estar muy relacionado con la superstición…  ¿Esas 13 almas benditas, sabidas y entendidas son tan poderosas como lo es Dios? 
Novena Milagrosa de las Sandalias de San Antonio:  Condiciones“Reza en noviembre, los martes, con una vela encendida sobre esta sandalia…  Cada martes, distribuye tres copias de esta novena. Si no tienes a nadie a quien dar las copias, déjalas en una iglesia junto a una imagen de san Antonio. Esta novena es infalible. Quien no tiene fe, se conmoverá”.       Superstición atribuir un efecto maravilloso a causas que la lógica y el sentido común no justifican. Y vienen las preguntas: ¿Por qué a la sandalia del santo? ¿Por qué en noviembre?¿Quién prometió infalibilidad y dejar copias por todos lasdos?
Pedido Especial: “Oh, Madre querida Nuestra Señora de Aparecida; Oh, Santa Rita de Casia; Oh, mi glorioso san Judas, protector de las causas imposibles,  San Expedito, el santo de la última hora.  Santa Eduviges, la santa de los necesitados…  Atención: rezar por tres días. Haz 25 copias, y déjalas en la iglesia, para su propagación. Observa lo que sucede el cuarto día. Tu gracia será alcanzada por más difícil que sea”.  Esta oración empieza por invocar a seis santos, poniendo al mismo nivel a la Virgen con san Expedito.   Pregunta: ¿quién garantiza la eficacia de esta plegaria? Decimos entonces que esas concepciones dependen de una mentalidad mágica que sobrepasa la lógica.
Las recetas o fórmulas para conseguir resultados van en detrimento de la fe, muchos las siguen por ignorancia, otros ponen “por si acaso” y otros amén.   Alguien dirá es malo rezar en grupo o que te inviten a hacerlo, la respuesta es NO.  Ya Mateo lo señala en al capítulo 18 versículo 19: Les aseguro también que si dos de ustedes se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que está en los cielos”.    Pero hay que saber distinguir la diferencia entre unirse en oración por una intención concreta y real, aunque las personas no se conozcan, y hacer parte de una cadena de oración. 
Hoy más que nunca, gracias la Internet, se ha incrementado la difusión de cadenas de oración que para lograr unos fines determinados amenazan con un castigo a quien no las siga o tratan de imponer algo.La Iglesia no acepta que se instrumentalice la oración, quitándole valor e importancia, con fines no santos.  En este sentido estas cadenas de oración son censurables por dos motivos:
  1. En primer lugar, garantizan desgracia a quien no las haga, o las interrumpa temporal o definitivamente, o no las reenvíe. Y sustentan esta amenaza citando, obviamente, falsos ejemplos o testimonios. Quien advierte estas cosas, en nombre de Dios, es un falso profeta y peca gravemente. Nadie puede ponerse a amenazar en nombre de Dios.
  2. En segundo lugar, estas cadenas engañan pues obligan a la gente a hacer mal uso de la oración, desvirtuándola o banalizándola. Este es el verdadero objetivo de este tipo de cadenas de oración. Y este objetivo se logra con el supuesto gancho del beneficio personal si se participa; en este sentido las cadenas de oración son superstición.

Vincular desgracia, condena o premio a una cadena de oración no va de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia; además el premio y la condena no están en la participación o no en dichas cadenas.     Estas cadenas de oración son una superstición pues se les atribuye una eficacia que no tienen.   La superstición va contra el primer mandamiento de la ley de Dios y es señal clara de que la verdadera fe es inexistente; donde decae la religión crece la superstición.

De todo lo anterior se desprenden varios errores:

  1. Valerse de una supuesta necesidad ajena para beneficio personal, generalmente atraer púbico, “likes” o seguidos a una página en particular.
  2.  Pentender ser recetas o fórmulas para conseguir resultados en detrimento de la fe. La magia pretende conseguir algo a través de fórmulas que deben realizarse al pie de la letra para obtener el resultado deseado. Y el camino de fe se abandona para entrar en la senda de la magia.
  3. “Se les atribuye una importancia, de algún modo, mágica a ciertas prácticas, por otra parte, legítimas o necesarias” (Catecismo, 2111).
  4. Otro problema es el asunto de la amenaza por la no realización de una práctica intrascendente: es inaceptable. Esto sugiere tener un miedo infundado a Dios por solicitudes hechas por hombres, que pretenden hablar en su nombre.
  5. Difunden oraciones e imágenes que contienen errores teológicos. Esto es serio pues las personas que no posean una fe muy sólida y bien fundamentada pueden caer en en detrimento de una sana oración y de una correcta relación con Dios.
  6. Recurrir a estas prácticas y basar la fe en ellas, es el abandono de Dios en detrimento de nuestra salvación. Cuando nos damos cuenta que Dios no responde al agitar nuestra varita mágica, cuando vemos que Dios no cumple lo que le pedimos viene el desencanto y la frustración.
  7. Se quiere “motivar” a los demás a propagar una cadena para conseguir lo anhelado de una manera fácil, rápida y eficaz, aun por encima del cumplimiento de la voluntad de Dios; voluntad que el buen seguidor de Cristo tiene que concretar, aun con esfuerzo, en su diario vivir.
  8. Un último problema, y no menos importante y que no hay que excluir aunque no sea de carácter religioso, es que estas cadenas, cuando son enviadas por e-mail, se usan con frecuencia para buscar información, difundir virus informáticos, etc.

A Dios no se le ponen plazos.  La motivación de la oración a favor de alguien deber ser el amor. Se ora por verdadero amor al hermano o hermana en la fe que sufre.  Y se ora sin olvidar que la oración se debe acomodar a la voluntad de Dios, no presionarlo para que Él realice lo que deseamos; la oración simplemente es para ponernos en sus manos, para poner en su corazón amoroso nuestra vida y nuestros destinos, “como un niño en brazos de su madre” (Sal 131, 2).

El que confía en Dios sabe que aunque las cosas no marchen bien, Él nunca nos desampara.  Difundamos el amor de Dios sin condicionamientos como Jesús nos enseñó. La auténtica oración es una solicitud a la omnipotencia de Dios hecha con confianza, pero también con el más absoluto respeto a su voluntad.  Por tanto hay que decir: “No a estas cadenas de oración”. Y que nadie se sienta mal o culpable o en pecado si ignora dichas cadenas.

San Agustín comenta los hechos:  “A veces, expresamos a Dios un deseo que Él no escucha; Él sabe lo que conviene darnos, porque vela sobre nosotros.  ¿Por qué digo esto, hermanos míos?… Cuando pidas algo perfectamente justo y no fueras escuchado, no pierdas la valentía, no pierdas el fervor; fija los ojos en el alimento que Dios da a su debido tiempo”.  

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s