Buscando un balance


Frente a la crisis actual, nuestro mundo ha sido desbordado por una cuota desmesurada de incertidumbre. Son días llenos de angustia y con un gran temor por lo desconocido. El corazón se arruga frente a tantas muertes, tanto dolor y sufrimiento. Sin embargo, el corazón también se reconforta al presenciar las muestras de solidaridad y entrega de todos esos héroes invisibles, que han trabajado hasta el cansancio poniendo en riesgo sus propias vidas y la de sus seres más queridos.

Estamos tan acostumbrados a una vida sin pausa, nuestros mundos individuales se han puesto patas arriba. Sin duda, es una bendición poder decir que allí estamos resguardados en casa, mientras tantos otros sufren sin techo y sin dinero para cubrir lo básico. 

A continuación, unas sugerencias intentando buscar un balance entre nuestra salud física, mental y espiritual:

1. Recuerda todo pasa.  Nada es permanente, todo tienen su comienzo y su final,  Esta crisis va a pasar.  Si te sientes angustiado, ora, lee un pasaje de la Biblia, el salmo 22 te ayuda mucho.   https://www.youtube.com/watch?v=_LggIT0AT9Y si te animas lo puedes cantar.

2. Controla la información.  Una cosa es estar informado y otra es sobreinformarte.  Selecciona una hora en la cual te vas a actualizar de las noticias y deja de estar todo el día buscando más información.

3. Da lo mejor de ti, si estás haciendo teletrabajo, si estás escribiendo u opinando acerca de temas, si estás ayudando a los niños a hacer sus tareas, ánimo y amor son importantes en este momento.

4. Mueve el cuerpo y ejercita la mente.  Si estás haciendo teletrabajo levántate 15 minutos, bebe agua, camina de tu cuarto a la cocina.  Juega rompecabezas o crucigramas puedes buscarlos en la Internet.

5. Entiende tus emociones y las de las personas a tu alrededor, tu cónyuge, tus hijos, tus padres.  Si ellos viven en otra casa, la “vueltita” por teléfono es importante.

6. Rezar. Te puedes reunir en familia 15 minutos, pregúntale a los niños que quieren decirle a papa Dios y deja que ellos hablen, si te gusta cantar busca un karaoke y canta con en familia, es una forma de orar.  Si no te la sabes cierra los ojos y respira…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s